Astaldi Action Crisis

Un título que no se debe tocar

En las últimas semanas les he hablado de varias acciones más o menos con buenos fundamentos y que podrían seguir siendo ideas de inversión, si no recomendaciones reales. Hoy, en cambio, le hablaré de las acciones de Astaldi, que es una acción que no debe ser tocada. También veremos algunas características que representan verdaderas «alertas» para un inversor.

Acción de Astaldi, años difíciles para una construcción grande. Veamos primero la situación reciente.

Astaldi ha solicitado el acuerdo con los acreedores. Esto significa que muchos acreedores ordinarios (no preferentes) no serán pagados en su totalidad y los bonos también serán reestructurados. Los problemas de Astaldi, ya en el aire como veremos, han estallado con las dificultades ligadas al Tercer Puente sobre el Bósforo en Turquía, del que no se han recaudado 300 millones de euros.

Pero también la exposición a Venezuela, con pedidos de más de 400 millones de euros, tuvo fuertes repercusiones, junto con algunos pedidos americanos no adquiridos. En general, la compañía ha estado bajo presión financiera durante meses. Las deudas superan los 1.700 millones y los recursos para hacerles frente no son suficientes.

La crisis afecta en general a todo el sector y también a muchos competidores. Condotte está en una administración extraordinaria, Trevi está luchando para lanzar un aumento de capital de unos pocos cientos de millones. Por lo tanto, se trata de un problema del sector que afecta a todas las empresas que no están suficientemente capitalizadas.

En los grandes contratos, es necesario anticipar los gastos de las primeras etapas del progreso del trabajo y los primeros recibos llegan incluso después de 5 o 6 meses. Ya de por sí una necesidad financiera no despreciable debe ser cubierta (además de los costos de adquisición de los contratos).

Si el cobro también se retrasa más debido a los problemas del cliente, el riesgo financiero se vuelve considerable. Como resultado, los precios de Astaldi comenzaron a caer en picado a finales de 2017.

¿Pero era previsible la crisis de Astaldi?

Dicho esto, sin embargo, ¿podría un inversor evitar las acciones de Astaldi? ¿Había suficiente información pública para entender que era mejor mantenerse alejado? Creo que sí.

En 2017, el negocio ya se había deteriorado. De hecho, el último ejercicio, a pesar del aumento del volumen de negocios, vio la erosión total del margen de beneficios y la empresa tuvo pérdidas. Sin embargo, incluso en los años buenos, el margen de beneficios/ingresos netos siempre ha sido muy bajo, del orden del 2%-3%. Pero lo más obvio fue en el frente de la deuda.

En 2017, la deuda financiera neta era de alrededor de 900 millones de euros, de un patrimonio de 518 millones de euros. En resumen, una proporción de casi 2 a 1. La proporción siempre ha empeorado con el tiempo. No sólo eso, sino que el pasivo corriente ascendía a 2.830 millones de euros, más de 5 veces el patrimonio.

Es cierto que los pasivos corrientes (deudas de suministros, deudas con los empleados, etc…) tienen un contrapartida en los activos corrientes (cuentas por cobrar), pero si hay problemas o ralentizaciones en los cobros, se crean problemas. En resumen, en un sector en el que hay que estar muy capitalizado, la empresa estaba en cambio muy expuesta.

Podrías hacerlo mejor

Action Astaldi, no todo fue fácil de entender, pero podrías hacerlo mejor. Por supuesto, no todo estaba claro. Hasta 2016, las acciones de Astaldi pagaron un dividendo cada vez mayor. Incluso en 2008-2009 la compañía lo había mantenido intacto. Esto llevó a pensar que la compañía todavía estaba bien administrada financieramente. Sin embargo, algunos elementos vistos anteriormente y otros que faltaban:

  • Situación financiera «peligrosa
  • Reducción de los márgenes de beneficio
  • La pérdida en el último ejercicio económico también es evidente en los períodos trimestrales
  • Falta de liderazgo nacional e internacional (empresa mundial relativamente pequeña)
  • Sector no fácil, que requiere una alta capitalización
  • Compromisos a largo plazo en países bastante problemáticos
  • Los precios de Astaldi han estado cayendo y un stop-loss debería haber sido activado hace algún tiempo.

Todo lo que no encontramos, por ejemplo, en las acciones de CRECIMIENTO Y RENDIMIENTO, nuestro servicio de acciones, que en los últimos años no sólo nunca ha registrado casos de quiebra o fuertes colapsos entre sus acciones, sino que siempre ha seleccionado acciones capaces de pagar buenos dividendos y de crecer sustancialmente en la Bolsa.