La actriz Penélope Cruz decide emplear una estrategia para poder pasar de incógnita en una clínica de belleza. Sin embargo, dicha estrategia no duró mucho.

Decide emplear una estrategia que involucrara una identidad falsa

Intentar pasar desapercibida cuando resulta que eres Penélope Cruz no es nada fácil. Y es que cualquier persona podría realizar sus actividades rutinarias, como por ejemplo, ir a la peluquería, reservar una habitación en un hotel o ir al dentista. Pero todo es completamente distinto cuando se trata de la primera actriz española en ganar un Oscar. Penélope está consciente de las limitantes que genera de por sí su popularidad. Sin embargo, no logra salir de situaciones incómodas producidas por la fama que tiene. Para poder minimizar el impacto que tiene su fama en otros, Penélope decidió emplear una estrategia, en este caso, al acudir al centro de belleza Tacha Beauty.

Su maniobra para poder pasar inadvertida consistió en proporcionar una identidad falsa al momento de pedir hora en dicha clínica de estética. Según se mencionó, cuando Penélope llamó al centro, se escuchó una voz femenina, la cual dio 2 nombres que no llamaron para nada la atención del recepcionista que la atendió. Sin embargo, el día de la cita, la actriz junto a su madre entraron al centro de belleza Tacha, captando la atención de todos.

Lo que llama la atención de todo esto es que las trabajadoras del centro de belleza están acostumbradas a tratar con celebridades, como Maribel Verdú y Paula Echevarría, por lo que no se entiende por qué Penélope decidió dar datos falsos a un centro de belleza caracterizado por tratar a diversos artistas.

Esta anécdota hace referencia al intento de Penélope Cruz de conseguir el anonimato al realizar sus actividades rutinarias. Sin embargo, se puede decir que es un intento fallido. Será para la próxima que lo logre.

Dejar respuesta