El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, pidió a los opositores que se mantuvieran en la mesa de diálogo, así como también afirmó que no se rendirá en cuanto al socialismo ni por los métodos buenos y tampoco por las malas. Este fijó que no permitiría que la oposición se levantase de la mesa de diálogo, el cual es un lugar intervenido por personas del Vaticano para conseguir métodos de salir de la crisis que acaba lentamente con el país, la cual auguró que seguiría todo al menos hasta los años 2017 y 2018, fechas para las que se estiman el proceso de las elecciones presidenciales dentro del país.

Maduro No Planea Rendirse

Maduro llegó a aseverar que se están llevando a cabo propuestas firmes para poder llegar a un arreglo de convivencia además de coexistencia entre el pueblo venezolano para poder alzar la economía, y para terminar con la supuesta “guerra económica” que se tiene contra la nación por parte de ellos. También explicó que hay que moderar el conflicto porque se sabe que el presidente y su gabinete no se rendirán “ni por las buenas ni por las malas” y que no entregarán las banderas del socialismo.

El presidente Nicolás Maduro llegó a expresar que el año 2016 ha sido uno en el que el los agentes del gobierno han tenido que afrontar a una guerra económica de carácter infernal, de la que también culpa a la oligarquía. Además, también sentenció que tuvieron que afrontar igualmente una supuesta guerra del petróleo que terminó dejando al barril a inclusive un tercio de lo que era su valor hace apenas dos años.

El presidente también dice que los militares han tenido mucho protagonismo durante este espacio, pues tienen como tarea poner a trabajar la misión abastecimiento soberano, con el fin de acabar con la insuficiencia de bienes de primera necesidad que ha estado acabando con todo el país entero.

Dejar respuesta